Publicidad
Cerrar

05/04/2021

19:28

Economía

Coronavirus

Rastreadores navarros critican despidos que pueden tener consecuencias "trágicas"

I. G. | EITB MEDIA

Por su parte, Osasunbidea confirma que recortará la plantilla de rastreadores de 102 a 85

2:50
Protesta de los rastreadores.
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Portavoces de los rastreadores de contactos estrechos en Forem han denunciado este lunes la rescisión en mayo del 90 % de sus contratos para su sustitución por personas procedentes de listas de contratación a largo plazo, lo que en su opinión puede tener consecuencias "trágicas".

Alicia Percaz, portavoz de este colectivo, ha señalado que, en septiembre, un equipo de más de 100 personas se incorporaron a trabajar como rastreadores, "una profesión de la que nadie sabía nada y en la que nos hemos ido formando día a día y llamada a llamada durante los últimos meses".

"En este tiempo y a nivel mundial, se ha visto la importancia del rastreo en la lucha contra la covid-19. Gracias a esta labor se pueden detectar y cortar las cadenas de contagio impidiendo así que se siga extendiendo el virus", ha afirmado Percaz, quien ha indicado que Navarra "ha sido referente en España en cuanto a la trazabilidad de los casos".

Sin embargo, ha lamentado, "por desgracia, todos los recursos tanto humanos como económicos que se han puesto en crear este equipo van a sufrir ahora un importante revés", ya que "el próximo 1 de mayo la mayoría de rastreadores vamos a ser reemplazados en bloque por un equipo más reducido y, lo que es más grave, sin experiencia en la materia".

En este sentido, ha declarado que, en el "contexto cambiante de la pandemia", sus contratos han ido renovándose mes a mes. "Vivimos en un tiempo en el que la excepcionalidad es la normalidad. No se pueden hacer previsiones a largo plazo", ha explicado.

Percaz ha asegurado que el Gobierno de Navarra "ha recibido presiones externas para que estos puestos sean ocupados por contratos de larga duración y, por lo tanto, por personal que tiene prioridad en las listas correspondientes".

"En cualquier otro contexto esto sería justo y necesario, pero dada la peculiaridad de este puesto consideramos que las consecuencias que este cambio puede tener son trágicas", ha considerado.

La portavoz ha apuntado que actualmente más del 90 % de los nuevos positivos en Navarra pertenecen a la variante británica del virus, "mucho más peligrosa y difícil de controlar".

Por ello, ha opinado que, en este momento, "prescindir de más del 90 % de la plantilla de rastreo puede ser la puntilla que nos hunda en la cuarta ola", ya que "formar un equipo requiere tiempo y supone asumir un retraso en el rastreo de los casos, posibles fallos y pérdida de contactos".

La rastreadora Ana Zabalza ha explicado que a finales de mayo recibieron la notificación de que ya en abril no se renovarían los contratos porque "el procedimiento legal es otro y tenemos que ser sustituidos por gente que pertenezca a otro tipo de listas".

Zabalza ha declarado que no les importa tanto "lo que puede pasar a nivel individual a cada una de nosotras", sino "qué va a pasar con el equipo y con el rastreo en Navarra", ya que "el riesgo de ineficacia aumenta", al tratarse de una medida que supone un cambio de personas y una reducción de personas encargadas de este trabajo.

Osasunbidea confirma un recorte de 15 puestos laborales

Por su parte, el director gerente de Osasunbidea, Gregorio Achutegui, ha confirmado que va a haber una reducción de unos 15 profesionales.

Achutegui ha explicado, en declaraciones a la agencia Efe, que el 30 de abril termina la vigencia de los contratos covid, no solo de los 102 rastreadores, sino de todos los contratados por el SNS-O de forma extraordinaria por la pandemia, que son más de 1200 personas.

En la mayoría de los casos, ha agregado, las nuevas incorporaciones irán por un sistema de listas para contratos de larga duración y "eso genera inquietud en alguna gente".

No obstante, ha indicado que, en el caso de los rastreadores, "se va a mantener su contratación actual, no se les va a cambiar, porque entendemos que es una actividad que va a durar un tiempo, pero no es una actividad con vocación de futuro". El servicio quedará con 85 profesionales.

En cambio, ha dicho, se han reforzado aquellos servicios en los que se considera que habrá más actividad en los próximos meses, como la vacunación y la atención primaria.

"Los rastreadores van a seguir los mismos, solo que habrá una pequeña reducción, porque nosotros hacemos una contratación con vistas a los próximos meses" y no a corto plazo, ha destacado.

Achutegui ha precisado que a estos profesionales se les va a contratar por tres meses más, porque "no hay, hoy por hoy, nadie en el mercado con esta cualificación, con este perfil".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto