Cerrar

Política

Elecciones generales

Podemos e IU alcanzan un preacuerdo electoral para el 26J

agencias | redacción

Se unirán para "recuperar el país", "en favor de las clases populares" y "las mayorías sociales" y ganar las elecciones al PP.

Euskaraz irakurri: Podemosek eta IUk aurreakordioa itxi dute hauteskunde orokorretarako

Podemos e Izquierda Unida han cerrado esta tarde un preacuerdo electoral para las elecciones generales del 26J, con el objetivo de "recuperar el país", "en favor de las clases populares" y "las mayorías sociales" y ganar las elecciones al PP.

En sendos comunicados, ambos partidos informan de que tras el consenso alcanzado "en las líneas generales del acuerdo", los secretarios de Organización de Podemos, Pablo Echenique, e IU, Adolfo Barrena, ultimarán en las próximas horas el documento definitivo para su publicación y ratificación posterior.

Este acuerdo, sin embargo, está condicionado al resultado de la consulta que ambas formaciones realizarán a sus bases los próximos días 10 y 11 de mayo.

El preacuerdo

El preacuerdo establece que, tomando como referencia los resultados del 20D, Izquierda Unida tendrá 1 de cada 6 escaños que consigan en el Congreso y al menos cuatro senadores, y que su logo estará en las papeletas.

Según los cálculos realizados por ambas formaciones, esa coalición obtendría 58 escaños (sin contar con las confluencias de Cataluña, Galicia y Comunidad Valenciana) en el Congreso sumando los votos que cada una de ellas obtuvo en las elecciones de diciembre, y sobre esa posibilidad han acordado confeccionar las listas de cada circunscripción, "de tal manera que unos resultados similares a los del 20D arrojen una proporción de 1 a 6 en el previsible resultado final de escaños".

Esto supondría que IU ocupará en las listas electorales 9,6 puestos de salida, cifra que era la que reclamaba la federación de izquierdas, aunque para que se haga realidad tendrán que cumplirse las expectativas electorales sobre las que han hecho estos cálculos.

También es muy similar a la oferta realizada por el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, el pasado viernes que proponía que la formación de Alberto Garzón tuviera 9 puestos prioritarios en las candidaturas con posibilidad de convertirse en escaños en el Congreso.

En el Senado, se acuerda que Izquierda Unida-Unidad Popular contará al menos con cuatro senadores.

Nombre por decidir

Igualmente, el acuerdo, según informan ambos partidos, garantiza "la visualización de las imágenes y lógos de cada organización" en la campaña electoral, "así como en las papeletas de votación".

En la coalición, aseguran, Podemos e IU participan con sus correspondientes siglas, y se registrará con una relación de todos los partidos que la integran, aunque con un nombre "común" que aún está por decidir.

"Dado que pueden sumarse a la coalición fuerzas políticas de ámbito estatal, autonómico o local, se arbitrará, de común acuerdo, el procedimiento" para adaptar a cada territorio "las especificidades que pudiera requerir la incorporación de otra fuerza política a la coalición", señala el texto del preacuerdo.

Programa

Esta coalición electoral concurrirá al 26J con un programa marco común "de fuerte contenido social", recuperación de derechos, derogación de leyes injustas, lucha contra la corrupción, defensa de los servicios públicos y dignificación de las condiciones de vida de la ciudadanía, según explican.

Asimismo, aspiran a un nuevo marco constitucional "que ponga al ciudadano o ciudadana en el centro de la política".

Podemos e Izquierda Unida han establecido además en este preacuerdo el régimen económico de la coalición, que "se regirá por los principios de austeridad, transparencia y acorde con el código ético que tiene cada una de las organizaciones".

Negociacones

Podemos e Izquierda Unida comenzaron a negociar el pasado 29 de abril la posibilidad de acudir conjuntamente en las elecciones generales del 26-J. Durante la primera reunión, celebrada en Zaragoza, los secretarios de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, constataron "puntos en común" entre los partidos, aunque ambos afirmaron que quedaban cuestiones "importantes" que "separaban" a estas formaciones de izquierdas para sellar una alianza electoral.

Desde entonces, las negociaciones han tenido que superar escollos como la configuración de las listas y la marca electoral de la confluencia entre Podemos e IU. Este pasado domingo, sin embargo, el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, ya aventuraba que el orden de las listas no sería "un escollo" para alcanzar un acuerdo con Izquierda Unida.

También este domingo, el secretario de Organización de Podemos y responsable de las negociaciones con IU, Pablo Echenique, desvelaba que Podemos había ofrecido a la formación de Alberto Garzón 9 puestos de salida de las listas al Congreso, de los cuales 5 les llevarían a conseguir un escaño si se repitieran los resultados de ambas fuerzas de las elecciones del 20 de diciembre.

A pesar del acuerdo, Podemos ha decidido diseñar su campaña para el 26-J al margen de IU, aunque ambas formaciones coincidan en actos electorales conjuntos durante los quince días previos a los comicios.

Consulta de IU

Por su parte, Izquierda Unida consultó a sus bases durante los días 2 y 4 de mayo (cuando ya se estaban produciendo las negociaciones) si aceptaban concurrir conjuntamente con la formación liderada por Pablo Iglesias. "¿Apruebas una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas de cara a las elecciones del 26 de junio?", se preguntó a sus más de 70.000 militantes y simpatizantes.

Finalmente, en la consulta se impuso el 'sí' con el 84,4% de los 20.067 votos registrados, frente al 13,1% que se posicionó en contra y el 2,4% que abstuvo.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto