Cerrar

09/11/2021

15:25

Política

Acto en Irun

Rememoran el "daño continuado" padecido por los amenazados por ETA, que "sufrieron un estigma en soledad"

Agencias | EiTB Media

La Delegación del Gobierno español en Euskadi y el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo han celebrado un acto en el Ayuntamiento de Irun.

1:29
Itxaso junto con las personas homenajeadas.
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La Delegación del Gobierno español en Euskadi y el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo han rememorado hoy "el daño continuado" que padecieron durante años quienes vivieron amenazados por ETA y "privados de libertad plena", y sufrieron además "un estigma" que "soportaron en soledad".

Así lo ha destacado el delegado del Ejecutivo español en la CAV, Denis Itxaso, en un acto con motivo del Día de la Memoria celebrado en el Ayuntamiento de Irun (Gipuzkoa), en el que el director del Centro Memorial, Florencio Domínguez, ha remarcado que "no sólo" los asesinados, heridos y secuestrados son víctimas del terrorismo, sino también los miles de amenazados, sin cuyo reconocimiento -ha dicho- "el mapa de la memoria" estaría "incompleto".

En estas víctimas, las que "sufrieron la amenaza y el chantaje de la banda terrorista ETA", y vivieron años escoltadas o bajo medidas de autoprotección, se ha centrado el reconocimiento de hoy, en el que ha intervenido también el alcalde de Irun, José Antonio Santano.

El acto ha sido no obstante protagonizado por el magistrado Juan Luis Ibarra, la periodista Charo Zarzalejos, el presidente de Petronor, Emiliano López Achurra, y la exconcejala del PP en Andoain, Asun Guerra, quienes han ofrecido sus testimonios y emociones sobre sus respectivas experiencias personales y profesionales sometidas al "miedo" por su vida y la de sus familias.

Representantes del mundo empresarial vasco, como el presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, y directivos de varias empresas; de la judicatura, entre ellos, la fiscal superior del País Vasco, Carmen Adán; y de los medios de comunicación, como el exdirector del Diario Vasco Gabriel Múgica han asistido al acto, en el que también ha habido varios mandos policiales.

Itxaso ha asegurado que "la condición de víctima se convirtió en un estigma" que hubo que "soportar durante años en la soledad de la burbuja en la que se convirtió" la vida de los amenazados, "encapsulados en el amargo silencio de la incomprensión".

Domínguez por su parte ha explicado la elección de Irun para este acto se debía a que es la cuarta ciudad vasca con más asesinados por ETA, 23, además de acumular 86 atentados y 104 ataques de violencia callejera, con 24 heridos.

En cuanto a la cantidad de amenazados, ha citado un estudio de Gesto Por la Paz, que las cifró en "más de 42 000".

El Día de la Memoria que se conmemora cada 10 de noviembre desde 2010 ha vuelto a reproducir la desunión que hay para celebrarlo, ya que este acto de Irun, organizado la víspera, se sumarán este miércoles otros tres: uno convocado por el Gobierno Vasco y el Instituto Gogora en la Diputación de Gipuzkoa, en Donostia-San Sebastián, y otros dos en Vitoria-Gasteiz, a iniciativa del Parlamento Vasco en su propia sede y del PP, en el Monolito a las víctimas de la capital alavesa.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;