Publicidad

Día Internacional de la Mujer 2018: Situación del feminismo

Sociedad

Radiografía del feminismo

2017-2018: el punto de inflexión del feminismo

Uxue Martin | eitb.eus

07/03/2018

El movimiento ha ganado impulso en un año gracias a varios acontecimientos: MeToo, Time’s Up y la huelga feminista internacional del 8 de marzo, entre otros.

  • Foto: EFE

    Foto: EFE

    Foto: EFE
  • Whatsapp
  • Enviar

El feminismo ha sido el tema del año. Las mujeres han salido a la calle para reivindicar la igualdad y el empoderamiento, y la lucha se ha llevado a cabo en todos los ámbitos: cultura, deporte, sociedad, política… Todo impulsado por los movimientos feministas.

El cambio más notorio del feminismo ha sido la percepción. "Antes, muchas mujeres pensaban que el feminismo era una cosa que no iba con ellas", según considera Irantzu Varela, periodista de Faktoria Lila. "Pero ahora, con los hechos de abusos sexuales, han sentido que tiene que ver con ellas", ha añadido, entrevistada en eitb.eus.

Varela cree que en dos años la palabra ha perdido su connotación negativa. "Ahora todos quieren ser feministas. La gente se describe a sí misma como feminista, es algo que ya no es negativo", piensa la periodista. En ese sentido, cree que los medios de comunicación han ayudado por presentar el feminismo de otra manera.

El "feminismo" es la palabra del año según el diccionario estadounidense Merriam-Webster.  Además, las búsquedas sobre este concepto aumentaron un 70 % en 2017 en EE. UU. y en el mundo entero, impulsadas sobre todo por dos acontecimientos: Women’s March, en enero, y el movimiento #MeToo, en octubre.

Women’s March

Women’s March (Marcha de las Mujeres) ha sido el primer paso para que 2017 fuese el año del feminismo. Así, el 21 de enero se llevó a cabo una manifestación para protestar en contra de la política machista, racista y discriminatoria del presidente estadounidense, Donald Trump. La movilización más multitudinaria tuvo lugar días después de su investidura en Washington.

El movimiento empezó en Facebook, cuando una mujer enfadada por la victoria de Trump preguntó a sus amistades si pensaban a acudir a la capital el día después de la investidura. Al final, una conversación informal se convirtió en una llamada mundial gracias a la promoción realizada por mujeres famosas. De esta manera, 500.000 personas, la mayoría mujeres, se movilizaron hacia la capital, vistiendo los gorros rosas pussy hats, y ciudades importantes de los cinco continentes también se sumaron.

Este año la protesta se ha repetido en las principales capitales de los EE. UU., con entre 300.000 y 600.000 mujeres unidas luchando por la igualdad. Las de Nueva York, Chicago y Los Ángeles han sido las más multitudinarias.

El 4 de marzo, Londres también se sumó para reivindicar los derechos de la mujer y la igualdad salarial. La marcha comenzó en el Palacio de Westminster y terminó en Trafalgar Square, convocada por March4Woman.

#MeToo / Time’s Up

La segunda ola de búsquedas de la palabra feminismo tuvo lugar en octubre, cuando se destaparon los abusos sexuales cometidos por el magnate Harvey Weinstein y se puso en marcha el movimiento #MeToo.

Las redes sociales han jugado un papel clave para la difusión de las denuncias. En la misma línea, el diario The New York Post sacó a la luz los abusos de Weinstein al recoger las declaraciones de la actriz Ashley Judd y otras víctimas del productor. Además, una vez publicado el artículo, otras 80 actrices se sumaron a las denuncias, entre ellas Angelina Jolie, Gwyneth Patrowl, Rosanna Arquette, Cara Delevinge y Lupita Nyongo.

Para demostrar que los abusos sexuales son más comunes de lo que parece, Alyssa Milano puso en marcha el movimiento #MeToo en octubre. Así, las mujeres pudieron visibilizar los abusos padecidos. La respuesta fue masiva: en cinco meses, 500.000 víctimas se sumaron a la llamada.

El movimiento no se paró ahí: en enero, las actrices de Hollywood, entre quienes se encontraba Jennifer  Lawrence, crearon la asociación Time’s Up para luchar por la igualdad, sobre todo en La Meca del cine. Tienen dos objetivos: denunciar los abusos sexuales y darles fin.

Weinstein no ha sido el único hombre en aprovecharse de su poder para abusar de mujeres. De hecho, entre los acusados se encuentran algunos de los rostros más influyentes del Séptimo Arte, como Dustin Hoffman, James Franco, Woody Allen y el presidente de la cadena FOX, Roger Ailes.

Para Irantzu Varela, sin embargo, MeToo y Time’s Up no son movimientos, sino campañas. El feminismo es un movimiento social donde hay muchas mujeres trabajando en la invisibilidad. Las campañas, en cambio, se aprovechan de la visibilidad para defender la causa feminista. "Los derechos no se pueden conquistar con campañas, se conquistan con movimientos sociales. La lucha feminista se hace en la calle, de manera masiva y con trabajo forzoso y silencioso que hacen miles y miles de mujeres".

Varela reivindica el papel de las mujeres que son referentes en sus ámbitos, ya que tienen capacidad de influir en otras personas, pero añade que su trabajo "no tendría ninguna eficacia si no hubiera un movimiento feminista detrás. Eso lo han entendido muy bien las actrices de Hollywood. No hay más que ver los premios de cine para darse cuenta".

Time’s Up se ha servido de algunos de los mejores altavoces para visibilizar la causa, como las galas de los Globos de Oro y los Premios BAFTA, en las cuales muchas artistas vistieron de negro para denunciar los abusos.

En los Globos de Oro, las actrices renunciaron a ir acompañadas por sus parejas e invitaron a militantes feministas. "Son capaces de reconocer su acoso y tienen la valentía de hacerlo público", indica Varela.

Los premios Oscar también han sentido la presencia del movimiento impulsado por las actrices, pese a los intentos de la Academia para poner el foco únicamente en el cine, que llegó incluso a reclamar a las personas invitadas no vestir de negro. Ante esta petición, varias artistas llevaron un pin de Time’s Up en sus vestidos y trajes.

"Los movimientos han encendido una llama que van a intentar apagar. Nosotras vamos a intentar mantenerlo", ha explicado Andrea Momoitio, coordinadora de la revista feminista Pikara, quien subraya la importancia de la cultura como ámbito público para visibilizar las denuncias.

Sin embargo, hay que fomentar que las protestas no se limiten solo al ámbito cultural. Por eso, Momoitio propone crear una "zona de confianza" para garantizar los medios judiciales y sociales necesarios para que todas las mujeres cuenten con todo el apoyo para denunciar la violencia en cualquier momento.

El feminismo en otros países

EE. UU. no es el único país que ha vivido este nuevo impulso del feminismo. Por ejemplo, en el Estado español, varias mujeres artistas crearon la plataforma La Caja de Pandora para ayudar a la bailarina Carmen Tormé en su acusación de abuso sexual y luchar contra las violaciones y la discriminación sexista.

Al igual que Women’s March, lo que empezó siendo una página de Facebook se ha convertido en un colectivo que trasciende las redes sociales y ha sumado ya a más de 3.000 mujeres en su lucha. Los hashtag #YoTambién, en el Estado, y #BalanceTonPorc (denuncia a tu cerdo), en Francia, han surgido para dar apoyo al movimiento MeToo.

Las campañas feministas también han llegado al cine europeo, aunque de otra manera, según Andrea Momoitio, quien ha puesto como ejemplo los discursos en los premios Goya y Feroz y el papel de la actriz Leticia Dolera. "Ella ha contado en las redes sociales la violencia que ha sufrido".

Los Goya también han estado llenos de reivindicaciones de igualdad. Así, las artistas explicaron que el papel de la mujer está escondido y que el desequilibrio de género todavía es mayor. Por ejemplo, de los papeles protagonistas solo el 38 % son mujeres. Para protestar por esta situación, las actrices agitaron los abanicos rojos de CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales) durante la gala.

Por otra parte, en Alemania, el festival de cine de la Berlinale acogió ponencias sobre la igualdad de género e impulsó el papel de la mujer. Y no solo eso: las películas protagonizadas por abusadores fueron eliminadas de la cartelera y abrieron un espacio para atender a las víctimas de abusos sexuales.

La Berlinale también vio nacer la iniciativa 'Speak Up!' para reducir el abuso sexual y promover "comportamientos respetuosos" entre profesionales del sector.

En Francia, los premios César también se convirtieron en un espacio de denuncia contra el machismo y los abusos sexuales, y las actrices vistieron un lazo blanco para apoyar la campaña MeToo.

No obstante, en Francia varias artistas no apoyaron el movimiento Time’s Up ni MeToo, que fueron definidas como "puritarismo sexual" por actrices y escritoras como Catherine Deneuve y Catherine Millet. En su opinión, las campañas contra los abusos sexuales han ido demasiado lejos porque han negado la oportunidad de defenderse a los acusados.

Al respecto, Irantzu Varela piensa que estas artistas francesas no han entendido la naturaleza de la campaña. "Nadie está hablando de que no se puede ligar. Se trata de que a las mujeres no se las utilice como objetos para la satisfacción sexual del hombre y chantaje ajeno con el sexo para encontrar trabajo o echarnos de él. El movimiento va de supervivencia”, ha manifestado.

Machismo en el deporte

En el mundo del deporte las mujeres no han contado con el mismo prestigio que los hombres. Como muestra un botón: durante años, las "azafatas florero" han posado como mera decoración durante diferentes eventos deportivos como carreras ciclistas o automovilísticas. Esta situación ha empezado a cambiar desde 2017. Por ejemplo, en la Euskal Herriko Itzulia y la F-1 han decidido prescindir de ellas.

Momoitio ha recalcado que las azafatas que se encuentran en los acontecimientos deportivos enseñan claramente cómo se ve a la mujer, es decir, "representada como un objeto".

Por su parte, Varela ha definido como "obsoleta, anacrónica y sin sentido" la imagen de estas azafatas, ya que además padecen un trabajo precario, puntual y de poca duración. "Ellas deberían de plantearse si es así como quieren estar en el mercado laboral, ser tratadas como carne para exhibición".

Las dos activistas feministas están de acuerdo en que estas azafatas "son mujeres objeto, y no sujeto". Y al ser consideradas como meros objetos, el patriarcado se ve en el derecho de maltratarlas e incluso asesinadas.

Otro logro del deporte femenino ha sido la visibilización de las mujeres pelotaris gracias al campeonato Emakume Master Cup, la primera liga de estas características, que tuvo lugar en marzo y noviembre y fue emitido en ETB. Un gran paso para impulsar la normalización de las mujeres pelotaris.

Violación de los sanfermines

Los movimientos feministas no han levantado la voz solo en el ámbito de la cultura, también se han dado pasos en otros espacios sociales y en la política.

En ese sentido, el caso de la violación múltiple de los sanfermines supuso un cambio de actitud social frente a las agresiones machistas y la defensa de las víctimas. Este cambio social fue más notorio aún durante el juicio a los cinco acusados, cuando trascendió que la defensa había contratado detectives privados para espiar a la víctima. La sociedad no aceptó que la víctima además tuviera que demostrar serlo y nació un movimiento feminista con el lema "hermana, yo te creo".

Según Varela, durante el juicio se juzgó la libertad de la mujer y la sociedad se dio cuenta: "En juicio en sí estaba una chica por estar sola de juerga a altas horas de la mañana y si se le puede obligar a tener relaciones sexuales".

Los movimientos feministas se pusieron en marcha llamando movilizaciones en Euskal Herria y en el Estado para criticar el comportamiento machista del sistema. La más masiva tuvo lugar el 17 de noviembre en Madrid, donde miles de personas se dieron cita ante el Ministerio de Justicia para mostrarle todo su apoyo a la víctima y reclamar que la justicia deje de ser machista.

Para Momoitio, la violación de los sanfermines ha situado la violencia sexual en la agenda mediática. Del mismo modo, ha subrayado el trabajo del Movimiento Feminista de Pamplona, y ha aplaudido que haya sabido poner en práctica "una buena estrategia política". "Se les ha visto el plumero a quienes llevan muchos años desprestigiando la lucha de las mujeres". "Siento mucho orgullo feminista", celebra.

Las protestas contra la violación múltiple de San Fermín continuaron el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, con movilizaciones masivas y lemas como "Tranquila hermana, aquí está tu manada", "Basta ya", "Aquí estamos, nosotras no violamos", "Nuestra palabra cuenta" y "Con el maltrato, no hay trato".

8M: Huelga de mujeres

Uno de los hitos de la lucha feminista en 2018 ha sido la huelga de mujeres del 8 de marzo, que este año se celebra por primera vez en Euskal Herria junto a 175 países.

Sin embargo, la convocatoria no ha sido unitaria. El Movimiento Feminista de Euskal Herria, apoyado por los sindicatos ELA, LAB, Steilas, ESK, Hiru y EHNE, entre otros, ha llamado a llevar a cabo paros de 4 horas por turno (de 11:00 a 15:00 y de 18:00 a 22:00). Por su parte, la Comisión del 8M, la CNT y la CGT han convocado una huelga de 24 horas, mientras que CCOO y UGT paros de 2 horas por turno (de 11:30 a 13:30 y de 16:00 a 18:00).

También hay convocadas movilizaciones en los pueblos y ciudades; las principales, a las 12:00 y a las 20:00.

La huelga tiene como objetivo destacar la importancia de la mujer, con el lema "sin mujeres se para el mundo". Para eso, las organizadoras han pedido que el 8 de marzo ninguna mujer vaya a trabajar, no se encarguen de los cuidados familiares, no consuman y que las alumnas y profesoras no vayan a clase.

La primera huelga feminista se llevó a cabo el 24 de octubre de 1975. Aquel día, el 90 % de las mujeres no acudieron a trabajar y, así, lograron parar todo el país, lo que supuso un punto de inflexión. 42 años después, en 2017, millones de mujeres volvieron a parar en Estados Unidos, Argentina y Polonia.

Según Momoitio, la huelga de 2018 ha sido "exitosa" antes incluso de empezar. "Solo hay que ver cuántas mujeres se han movilizado y cuánto eco mediático tiene en este momento". Sea cual sea el resultado, ha matizado que ya es un triunfo.

Cumplir todos los objetivos de la huelga va a ser "difícil", en opinión de la coordinadora de la revista Pikara, pero han conseguido el objetivo de estar presente en los medios de comunicación. "Que en la agenda mediática de los medios se hable de esta huelga ya ha sido uno de los grandes logros, también que las demandas del movimiento feministas estén en boca de todos".

En la misma línea, Irantzu Varela prevé "una huelga histórica", que además mostrará la precariedad de los trabajados de cuidados, que "no se pagan con salario, sino con amor". "Muchas mujeres van a ser conscientes de la esclavitud a la que están sometidas".

Brecha salarial

Recientemente, Islandia, el mejor país para la mujer según la revista The Economist, ha aprobado la primera ley para acabar con la brecha salarial. La norma, que ha entrado en vigor este mes y afecta tanto a las empresas públicas como a las privadas, establece que un hombre no podrá ganar más que una mujer estando en el mismo puesto. Eso sí, la primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottirek, advierte de que la desigualdad salarial no desaparecerá hasta 2022.

Hollywood tiene otro método para reducir la brecha salarial: los actores hombres han decidido bajarse el sueldo después de que la actriz Emma Stone denunciase la desigualdad salarial en el cine.

Ante estos ejemplos internacionales, la periodista de Faktoria Lila ve posible deshacer la brecha salarial, y propone multas y revisiones en las empresas.  "¿Por qué cobran más los hombres?", se pregunta.

En el Estado, existe una Ley de Igualdad en vigor desde 2007, pero no ha servido para acabar con la diferencia salarial entre hombres y mujeres. "La ley está en vigor, ahora lo que necesitamos son mecanismo efectivos", reflexiona Momoitio.

Hitos de los movimientos feministas

Algunas de las victorias e iniciativas de los movimientos feministas durante los últimos tiempos:

- Las mujeres podrán conducir en Arabia Saudí a partir de junio de 2018.

- Emakunde impulsa unas fiestas libres de seximo creando una playlist propia.

- En la semana de la moda de New York las modelos tienen probador privado.

- Protagonismo de la mujer en las series y en el cine, por ejemplo, Wonder Woman, Doctora Who y El Cuento de la Criada.

- Emily’s List, organización estadounidense que impulsa la participación de la mujer en la política, ha hecho aumentar un 96,32 % en un año el número de mujeres candidatas.

- Ley de Paridad en Argentina, para que las listas electorales sean equitativas entre mujeres y hombres.

- Las mujeres han sido notorias en los premios Goya: Isabel Coixet (La Librería) mejor directora y mejor película del año; la mejor dirección novel, Carla Simón (Estiu 1993).

- Editatona: acabar con la desigualdad de género en la Wikipedia, para darle visibilidad a la mujer creando varios artículos (biografías) de varias disciplinas.

Comentarios

Publicidad
Publicidad

  • Euskaraldia

    Euskaraldia

    Sigue la última hora de la iniciativa social para el uso del euskera en eitb.eus

A LA CARTA Vuelve a ver los informativos de ETB A LA CARTA
Reportajes Entrevistas sobre temas de actualidad. Reportajes
Publicidad
Publicidad

Lo más visitado

    Cargando lo más visto
        Cargando lo más visto