Cerrar

Sociedad

Coronavirus

Un fármaco de fácil acceso podría salvar la vida de los pacientes graves de COVID-19

Agencias | Redacción

Se trata de la Dexametasona, y así lo indica un estudio de la Universidad de Oxford, publicado este martes.

1:53
Dexametasona / EiTB

Euskaraz irakurri: Eskuratzeko erraza den farmako batek COVID-19a duten gaixo larriak salba litzake

Un fármaco barato y de fácil acceso en todo el mundo, la Dexametasona, puede ayudar a salvar vidas de pacientes que se encuentran graves a causa del coronavirus, según un estudio de la Universidad de Oxford divulgado este martes.

El equipo investigador cree que el tratamiento a base de dosis bajas de esteroides supone un gran avance en la lucha contra la COVID-19, al reducir el riesgo de muerte en un tercio de aquellos pacientes que se encuentran enchufados a ventiladores.

En cuanto a los que precisan de un abordaje de la enfermedad con oxígeno, el citado fármaco reduce las muertes en una quinta parte, de acuerdo con estos hallazgos.

Esta medicina es una de las que se están empleando en el considerado mayor ensayo clínico del mundo, donde se experimenta con tratamientos existentes para otros males, con el objetivo de ver si también funcionan para combatir el coronavirus.

Según estimaciones de los investigadores, si ese fármaco hubiera estado disponible en Reino Unido desde el principio de la pandemia, se habrían podido salvar hasta 5 000 vidas.

Además, debido a su bajo coste, consideran que podría ser muy beneficioso en los países pobres que afrontan grandes números de enfermos de COVID-19.

Aproximadamente 19 de cada 20 pacientes que se infectan de coronavirus mejoran sin tener que ser hospitalizados, recuerda el estudio.

De aquellos que han de ser ingresados en un centro médico, la mayoría también experimenta una mejoría, si bien algunos podrían necesitar oxígeno o ventilación mecánica. Estos últimos, según el estudio, son los considerados pacientes de alto riesgo, a los que la Dexametasona parece ayudar.

Ese fármaco se emplea ya para reducir inflaciones en el caso de otras condiciones médicas, y ayuda, al parecer, a detener parte del daño que se origina cuando el sistema inmunológico se sobreactiva mientras intenta luchar contra el coronavirus.

En este ensayo clínico, participaron unos 2 000 pacientes de hospitales, a los que se administró la medicina, y su evolución se comparó con otros 4 000 enfermos a los que no se les prescribió.

Para aquellos pacientes conectados a ventiladores mecánicos, la Dexametasona redujo el riesgo de muerte de un 40 a un 28 %, al tiempo que, en el caso de los enfermos que precisaron de oxígeno, el tratamiento redujo el riesgo mortal de un 25 a un 20 %.

La OMS celebra el descubrimiento 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha celebrado los progresos conseguidos en Reino Unido con el uso de dexametasona, un fármaco barato y de fácil acceso en todo el mundo, para tratar a pacientes críticos de COVID-19, y ha felicitado a la Universidad de Oxford y el Gobierno británico por el hallazgo.

"Es el primer tratamiento que ha mostrado ser capaz de reducir la mortalidad en pacientes con COVID-19 que requirieron oxígeno o ventilación", ha destacado en un comunicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien ha extendido su felicitación a los hospitales británicos "que contribuyeron a este descubrimiento científico para salvar vidas".

La OMS recalca que estos buenos resultados solo se han observado en pacientes graves. En este sentido, señala que coordinará los análisis de los resultados para mejorar la información sobre el tratamiento y actualizará sus guías clínicas de actuación para el cuidado a pacientes con COVID-19.

"Un gran avance"

"Este es el único fármaco, hasta la fecha, que ha mostrado que reduce la mortalidad, y la reduce de manera significativa. Es un gran avance", ha afirmado el investigador principal del estudio, Peter Horby.

Para Martin Landray, otro de los científicos involucrados, los hallazgos sugieren que, por cada ocho pacientes tratados que precisan de respiración asistida por ventiladores mecánicos, se podría salvar una vida. 

En cuanto a los que necesitan abordaje con oxígeno, se salva una vida de cada 20-25, agregó. 

"Hay un claro beneficio. El tratamiento consta de diez días de Dexametasona, y cuesta unos 5,50 euros por paciente; así que, esencialmente, cuesta 38 euros salvar una vida. Es un fármaco que está disponible en todo el planeta", ha remarcado Landray.

Según el experimento, la Dexametasona no parece ayudar a personas que presentan síntomas leves de coronavirus, es decir, a aquellos que no necesitan asistencia para respirar.

El ensayo lleva funcionando desde el pasado marzo, y en esas pruebas se ha incluido, también, el producto empleado para tratar la malaria, la hidroxicloroquina, que ahora ha sido desechado ante el temor de que incremente el número de muertes y de problemas coronarios.

Otro, denominado Remdesivir, un tratamiento antiviral que parece acortar el periodo de recuperación en pacientes con COVID-19, ya está disponible en el servicio público de salud de Reino Unido.

Fernando Simón aplaude los resultados del estudio

En este contexto, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha celebrado los resultados del estudio: "Este medicamento se ha utilizado ya en muchos países de forma compasiva, pero hacer un ensayo clínico que prueba que tiene un efecto beneficioso es importante. Confirma las hipótesis de que su uso podría reducir la letalidad. Eso es importante, e incita a utilizarlo más", ha explicado, en rueda de prensa tras la reunión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus.

El epidemiólogo ha pedido ser "prudente" y "leer con cuidado" los resultados del estudio. "Son muy sólidos, pero los resultados de un único estudio, si no tienen solidez muy importante, no suelen ser suficientes para garantizar resultados. En este caso, parece que los resultados son buenos, y podría estar avalado", ha indicado, puntualizando que será la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) la que "tendrá que valorar los resultados, y proponerlo o no para el tratamiento".

Sigue las recomendaciones ante el coronavirus de las autoridades sanitarias. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales. Si vives en la CAV y presentas síntomas, llama a tu centro de salud habitual. También el Consejo Sanitario atenderá a las personas en el teléfono 900 20 30 50, ofreciendo información y resolviendo dudas sobre el coronavirus. Si vives en Navarra, llama al teléfono del Consejo Sanitario: 948 290 290. Recuerda, la manera más eficaz para prevenir la propagación del COVID-19 es el lavado de manos. Las mascarillas son obligatorias en el transporte público, así como en la calle y espacios cerrados si no se puede mantener la distancia de seguridad de dos metros.
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto