Cerrar

Sociedad

Coronavirus

La vacuna de la universidad de Oxford genera anticuerpos y es "segura"

AGENCIAS | REDACCIÓN

Los investigadores destacan que los resultados de los ensayos clínicos son prometedores, pero advierten de que todavía queda "mucho trabajo por hacer".

1:11
La vacuna genera anticuerpos. Imagen tomada de un video de EiTB.

Euskaraz irakurri: Oxford Unibertsitatearen txertoak antigorputzak sortzen ditu eta "segurua" da

La vacuna contra el coronavirus que desarrolla la universidad británica de Oxford parece "segura" y "entrena" el sistema inmunológico, según revelan los hallazgos de las primeras fases del estudio.

Durante los ensayos clínicos realizados por expertos del prestigioso centro académico, 1.077 voluntarios mostraron que una inyección les llevaba a producir anticuerpos y células blancas de la sangre que pueden combatir el virus.

Estos descubrimientos, difundidos en la revista médica The Lancet, se consideran "muy prometedores", si bien todavía es necesario llevar a cabo ensayos a mayor escala a fin de determinar si los anticuerpos son suficientes para ofrecer protección a largo plazo contra la enfermedad.

La vacuna denominada ChAdOx1 nCoV-19, que está siendo desarrollada a una velocidad sin precedentes, está hecha a base de un virus genéticamente fabricado que ocasiona el resfriado común en chimpancés.

Pese a la relevancia de estos primeros descubrimientos, los expertos han advertido de que el estudio no lleva operativo el tiempo suficiente como para comprender si ofrece inmunidad a largo plazo.

En cuanto a los efectos secundarios, los científicos determinaron que existen si bien no se consideran peligrosos.

En sus ensayos detectaron que un 70 % de las personas que participaron en el estudio desarrollaron fiebre o dolor de cabeza aunque esos síntomas pudieron ser tratados con paracetamol.

"Todavía hay mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar si nuestra vacuna ayudará a controlar la pandemia de la COVID-19, pero estos resultados preliminares son prometedores", ha resaltado hoy Sarah Gilbert, de la Universidad de Oxford.

China y Rusia también anuncian avances en el desarrollo de la vacuna

La revista The Lancet también ha informado de que los resultados de la segunda fase de los ensayos clínicos de una posible vacuna contra la COVID-19 que están desarrollando en China demuestran que es segura e induce respuesta inmune contra el coronavirus.

Las pruebas se hicieron en más de 500 personas y son continuación de las primeras que se publicaron el pasado mayo, también con resultados positivos; se necesitarán más ensayos en humanos, esta vez en fase 3, para confirmar si esta vacuna candidata protege eficazmente contra la infección por el coronavirus SARS-CoV-2.

El ensayo aleatorio de ahora trató de evaluar la respuesta inmune y la seguridad de la vacuna y los resultados proporcionan datos de un grupo de participantes más amplio que el de la fase 1, incluido un pequeño subgrupo de personas de más de 55 años.

Los autores subrayan, no obstante, que ningún participante estuvo expuesto al virus después de la vacunación, por lo que no es posible aún determinar si el candidato a vacuna protege eficazmente contra la infección del SARS-CoV-2.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia ha anunciado la conclusión exitosa de la fase de pruebas clínicas de una vacuna contra la COVID-19 realizadas conjuntamente con el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

La vacuna no ha causado complicaciones ni efectos secundarios o reacciones indeseadas.

Según la nota de prensa, "los resultados de los análisis muestran de manera inequívoca que todos los voluntarios desarrollaron una respuesta inmunitaria como resultado de la vacuna".

Los voluntarios fueron vacunados el pasado 23 de junio y el próximo 4 de agosto se les realizarán una serie de análisis de control para confirmar estos resultados y la inocuidad de la vacuna.

 

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto