Cerrar

16/06/2021

08:34

Sociedad

Audiencia de Navarra

Condenados a prisión permanente revisable los dos culpables del crimen de Cáseda

Eider Garaikoetxea | EITB MEDIA

Es la primera vez que este tipo de condena, la máxima recogida en el Código Penal, se impone en la Comunidad Foral. Los condenados deberán, además, indemnizar a las víctimas.

  • Sala de la Audiencia de Navarra donde tuvo lugar el juicio

    El juicio tuvo lugar a finales de mayo. Foto de archivo: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El juez de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha impuesto la prisión permanente revisable a los dos culpables del triple crimen de Cáseda (Navarra). Se trata de la primera vez que se aplica en la Comunidad Foral esta condena, la más alta recogida en el Código Penal desde su instauración en 2015.

El jurado popular consideró culpables a dos de los tres acusados (el tercero fue declarado inocente) del crimen ocurrido en la localidad navarra en septiembre de 2018. En base a este veredicto, el magistrado ha dictado sentencia, que es recurrible ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN).

Según consta en la sentencia, Juan Carlos J. J., el autor de los cuatro disparos de escopeta, deberá cumplir 20 años de prisión por el asesinato de Fermín Jiménez Echeverría, de 51 años, otros 20 años por la muerte de Cristian Jiménez Echeverría, de 16 años, y prisión permanente revisable por el crimen de José Antonio Jiménez Echeverría, de 29 años.  

Al otro culpable, Emilio J. J., quien facilitó el arma homicida y por lo tanto cooperador necesario del crimen, el magistrado le ha condenado a 15 años de prisión por cada uno de los dos primeros delitos de asesinato, y a la pena de prisión permanente revisable por el tercer delito. 

En ambos casos, a los dos condenados se les ha impuesto la prisión permanente revisable por el tercer crimen, ya que la Código Penal de 2015 así lo recoge en los casos en los que a un mismo condenado se le atribuya la muerte de más de dos personas.

Además de las penas impuestas, los condenados deberán de indemnizar a los familiares de las víctimas con un total de 961 247 euros.  

Ambos hombres tendrán que cumplir un mínimo de 22 años de prisión para acceder al tercer grado, y para la libertad condiciona se requerirá de un mínimo de encarcelamiento de 30 años.   

El tercer acusado del triple crimen, Juan Carlos J. J., hijo y hermano de los procesados, resultó exculpado por el jurado de los delitos de asesinato. Fue declarado culpable de un delito leve de lesiones y condenado a una multa de 240 euros. 

Los crímenes ejecutados, " frialdad y precisión"

El juez da por probado que Juan Carlos J. J. ejecutó "los crímenes con pleno conocimiento y voluntad, frialdad y precisión, como lo demuestra lo certeros que fueron los cuatro disparos, dirigidos a zonas vitales con una extraordinaria puntería". 

Sobre Emilio J. J., hijo del autor material, la sentencia concluye que "atendió la orden para que sacara la escopeta, que conocía que estaba cargada con al menos cuatro cartuchos de postas", un arma que su padre cogió de sus manos.

Las víctimas, "agredidas mediante la utilización de un arma letal, con una perceptible precisión", quedaron privadas de cualquier posibilidad de una reacción defensiva o de autoprotección", razona el magistrado para estimar probada la alevosía.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;