Cerrar

Sociedad

EUSKADI IRRATIA

Jon Ariceta, subdirector del Hospital Universitario de Navarra: "El hospital está lleno, muy presionado"

Onintza Aiestaran | EITB Media

La sexta ola está siendo fuerte más que la quinta, la cuarta y la tercera y podría llegar a los números de la segunda ola, según el subdirector del Hospital Universitario de Navarra.

  • Jon Aritzeta, subdirector del Hospital Universitario de Navarra

    Jon Aritzeta, subdirector del Hospital Universitario de Navarra. Foto de archivo: Euskadi Irratia

Euskaraz irakurri: Jon Ariceta (Nafarroako Unibertsitate Ospitalea): "Ospitalea beteta dago, oso presionatuta"

Si bien el número de contagios por covid ha disminuido en los últimos días en Navarra, todavía se mantiene la presión hospitalaria. "El hospital está lleno, muy presionado", ha asegurado Jon Ariceta, subdirector del Hospital Universitario de Navarra en una entrevista concedida al programa "Faktoria" de Euskadi Irratia. Según ha explicado, la prioridad se centra ahora en evitar el colapso. En las últimas semanas se han retrasado el 40 % de las intervenciones quirúrgicas, solo aquellas que se podían demorar. En esta sexta ola, a diferencia de la primera, no se ha retrasado ninguna operación importante".

La sexta ola está siendo fuerte más que la quinta, la cuarta y la tercera y podría llegar a los números de la segunda ola, según el subdirector del Hospital Universitario de Navarra.

En Navarra hay 277 personas hospitalizadas por covid, de ellas 165 en el Hospital Universitario de Navarra (24 en UCI).

Ariceta ha reconocido que han tenido que intubar a más personas que en olas anteriores: "Tenemos más gente intubada, lo que significa que están más graves, que las hospitalizaciones son más largas y que van a pasar más tiempo en la UCI", ha añadido.

Asimismo ha destacado que ahora hay más personas mayores ingresadas y que eso se refleja en el número de muertos.

La variante omicron también ha golpeado al personal sanitario. Según Ariceta, en el Hospital Universitario de Navarra ha habido días en los que había más de 400 trabajadores enfermos al mismo tiempo y eso ha repercutido en el trabajo diario. Por ejemplo, han movido a algunos trabajadores a otras plantas para poder mantener las actividades importantes.

"Hemos aguantado seis olas y aguantaremos las siguientes. Estamos cansados, pero pedimos mantener el sistema público de salud porque es el único sistema capaz de aguantarlo", ha añadido.

Jon Ariceta cree que se le ha perdido el respeto al coronavirus y no tiene apenas esperanzas con aquellas personas que han decidido no vacunarse.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto