Cerrar

12/11/2021

20:46

Internacional

Coronavirus

Europa trata de convencer a los no vacunados y aplica más restricciones ante el avance de la covid-19

Agencias | EiTB Media

El centro y este de Europa tiene ahora algunas de las cifras más altas de contagios. Países Bajos ha ordenado adelantar el cierre de establecimientos, Dinamarca exigirá el certificado de vacunación para ingresar en ciertas instalaciones y Alemania se ha mostrado partidaria de endurecer medidas.

  • Una sanitaria en un centro de vacunación en Duisburgo (Alemania). Foto: EFE

    Una sanitaria en un centro de vacunación en Duisburgo (Alemania). Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El centro y este de Europa tiene ahora algunas de las cifras más altas de contagios, hospitalizaciones y mortalidad por covid-19, al tiempo que las más bajas de inmunización de la UE, una situación ante la que varios gobiernos aplican medidas y restricciones a no vacunados para convencerlos de que lo hagan.

Desde República Checa hasta Bulgaria y desde Austria a Rumanía, se han alcanzado en los últimos días máximos absolutos desde que comenzó la pandemia y en algunos países el sistema hospitalario está, una vez más, a punto de colapsar.

Las autoridades sanitarias de países como Austria y República Checa insisten en que la gran mayoría de los nuevos infectados y hospitalizados no están vacunados.

En Austria, la reacción del Ejecutivo ante el descontrolado rebrote de casos y hospitalizaciones, aunque aún no de fallecimientos, se centra en presionar para que el 35 % de la población que no se ha vacunado lo haga lo antes posible.

El Gobierno austriaco expresado hoy su intención de aprobar este domingo un confinamiento para quien no esté vacunado ni haya pasado la enfermedad, una medida que quiere negociar primero con los nueve Estados federados del país.

En República Checa, el Ministerio de Sanidad ha lanzado una dura campaña en los medios en la que muestra fotos de pacientes reales en situación crítica y de cadáveres siendo introducidos en ataúdes, bajo rótulos como "él pensó que aún tenía tiempo" o "ella no cree en las vacunas".

Sólo el 57,5 % de la población total de República Checa está plenamente inmunizada contra la covid-19.

Detalle de la campaña del Ministerio de Sanidad checo. Foto: EFE

Detalle de la campaña del Ministerio de Sanidad checo. Foto: EFE

En Eslovaquia, la presión para aumentar el nivel de vacunación, actualmente en el 42 %, ha llegado al Ejecutivo a anunciar que dejarán de cobrar el sueldo los trabajadores que no estén vacunados, no hayan pasado la enfermedad o no tengan un test reciente.

En Bulgaria, sin embargo, que tiene la tasa de mortalidad por la covid-19 más alta de la UE y que este fin de semana celebra elecciones legislativas y presidenciales, se ha descartado recurrir al confinamiento.

Desde el pasado 21 de octubre sí se exige el certificado covid, de estar vacunado, sanado o tener un test negativo reciente, para acceder a locales de gastronomía o cultura. Desde entonces, el ritmo de vacunación se ha acelerado, pero sigue estando por debajo del 23 % de la población total.

En Rumanía, el segundo país de la UE con menos tasa de vacunados y el segundo también con más alta mortalidad, desde el 25 de octubre los no vacunados tienen prohibido consumir en bares y restaurantes y no pueden salir de sus domicilios entre las diez de la noche y las cinco de la madrugada del día siguiente.

El Gobierno de Países Bajos ha ordenado hoy adelantar el cierre de tiendas no esenciales a las 18:00 horas y la hostelería, los supermercados y las farmacias a las 20:00 horas para frenar los casos de covid-19, al día siguiente de registrarse la cifra más alta de contagios desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020.

Países Bajos ha registrado hoy 16 287 contagios en las últimas 24 horas, casi los mismos que el pasado jueves, cuando se alcanzó la cifra más alta desde el inicio de la pandemia con 16 364 casos. La incidencia se encuentra en 93,2 contagios por cada 100.000 habitantes.

Los ciudadanos de Dinamarca tendrán que presentar desde este viernes el certificado de vacunación contra la covid-19 para ingresar en ciertas instalaciones, como bares o restaurantes, ante el aumento de contagios y dos meses después de haber levantado todas las restricciones impuestas por la pandemia.

Un centro de vacunación en Duisburgo (Alemania). Foto: EFE

Una cola de gente ante un centro de vacunación en Duisburgo (Alemania). Foto: EFE

El Gobierno alemán en funciones se ha mostrado hoy partidario de endurecer medidas en Alemania ante el rápido aumento de contagios con máximos absolutos casi diarios.

El ministro de Sanidad en funciones, Jens Spahn, ha calificado de "seria" la situación en el país, donde hoy se ha registrado un nuevo máximo con una incidencia acumulada en siete días de 263,7 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, "con cifras elevadas y una tasa de infección baja".

En tanto, la tasa de vacunación sigue prácticamente estancada, con un 70 % de la población vacunada hasta el miércoles, el 67,4 % con la pauta completa.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;