Cerrar

Política

Proceso catalán

Mas hará consulta el 9-N pero fija la vista en unas plebiscitarias

Redacción

El presidente catalán ha afirmado que la consulta que prevé celebrar no se puede considerar "la definitiva", y ha afirmado que eso solo podrá ser a través de unas elecciones plebiscitarias.

2:14

El presidente catalán, Artur Mas, seguirá adelante  y celebrará una consulta alternativa el próximo 9 de noviembre "con locales abiertos, urnas y papeletas", un proceso de participación en el que se guarda como última posibilidad unas "elecciones plebiscitarias" que supondrían la "consulta definitiva". Tras revelar su plan de cara a las próximas semanas, el president también ha reconocido que los partidos del bloque soberanista "no están tan juntos como hace diez días".

Mas ha comparecido en la galería gótica del Palau de la Generalitat después de renunciar anoche a la consulta del 9N tal como la estableció en el decreto suspendido por el Constitucional.

El presidente catalán ha afirmado que la consulta que prevé celebrar el 9 de noviembre no se puede considerar "la definitiva", y ha afirmado que eso solo podrá ser a través de unas elecciones en la que los partidos acudan con una lista y programa conjuntos.

"La consulta definitiva, con plenas y totales garantías, solo se podrá hacer a través de elecciones que los partidos transformen en un referéndum de facto, con lista conjunta y programa conjunto", ha afirmado.

"Es la única forma que nos queda de hacer una consulta definitiva", ha añadido; ha defendido que esta opción es la que más teme el Gobierno central, y ha llamado a los partidos a no confundirse de rival y a recomponer la unidad y recuperar el consenso.

En el turno de preguntas, Artur Mas ha descartado realizar una declaración de independencia, al menos si antes no se ha pasado por las urnas en una votación que tenga las características de un referendo que avale dicha posición, es decir, unas plebiscitarias.

En respuesta a Mariano Rajoy, que ha considerado una "excelente noticia" que no se celebre la consulta en base a las informaciones de anoche, Artur Mas ha replicado que "a veces las noticias excelentes duran unas pocas horas".

'Consenso resquebrajado'

En más de una ocasión, Mas ha señalado que el Govern seguirá adelante, aunque no “con el mismo consenso” político de hasta ahora.

En la consulta del 9-N tomarán parte unos 20.000 voluntarios y podrán votar todos los ciudadanos mayores de 16 años. La pregunta será la misma que los partidos pro-consulta aprobaron el año pasado, aunque las condiciones del decreto firmado por Mas “no sean las mismas”.

Sobre el marco legal que utilizará para poder colocar las urnas el 9-N, Artur Mas ha evitado pronunciarse para "no dar pistas al adversario", en alusión al Gobierno central, al que ha calificado de "muy intransigente".

Mas ha hecho mención en este contexto a una "competencia genérica de la Generalitat, que es la participación ciudadana", como el paraguas legal al que piensa acogerse para celebrar la consulta alternativa el 9N, sin entrar en más detalles.

En alusión al Gobierno y a un posible nuevo recurso ante el Tribunal Constitucional, Mas ha dicho: "Ante un adversario así no tienes que dar pistas; no les haremos el trabajo fácil".

Pese a admitir que el consenso político soberanista está "resquebrajado", aunque no completamente roto, el presidente catalán ha asegurado que él no se "confunde" de adversario, porque éste es, ha dicho, un Gobierno "poderoso" y "muy intransigente" que "niega" a los catalanes la posibilidad de ser consultados sobre el futuro político.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto