Cerrar

21/11/2011

12:24

Política

Elecciones 20-N

Aplastante mayoría absoluta del PP en España; Amaiur gana en Euskadi

Redacción

El PP ha obtenido 186 escaños, mientras que el PSOE 110. Los partidos minoritarios han registrado un crecimiento espectacular.

2:49
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El PP ha vencido de forma aplastante en las elecciones generales, con una mayoría absoluta de 186 escaños, mientras que el PSOE se ha hundido con el peor resultado de su historia, al bajar a 110 diputados en el Congreso.

En Euskadi, la coalición abertzale Amaiur ha resultado la vencedora con 6 escaños, seguido por PNV (5), la formación más votada; PSE (4) y PP (3). Así, la izquierda abertzale ha emergido con fuerza en el Congreso, 15 años después, en los primeros comicios desde el fin de la violencia de ETA. Amaiur tendrá grupo parlamentario propio, y el PNV, pese a perder votos, ha conservado el suyo.

UPN-PP ha sido la fuerza más votada en Navarra con 2 escaños. PSN, Amaiur y Geroa Bai se han repartido los otros tres. Uxue Barkos, candidata de Geroa Bai, repite el escaño obtenido en 2008 con Nafarroa Bai.

Los resultados electorales han confirmado, pues, lo que ya anticipaban todas las encuestas. Con una devastadora crisis económica, que ha elevado el paro hasta los casi 5 millones de desempleados, el PP ha conquistado una diferencia de 16 puntos y 76 escaños con respecto al PSOE, es decir, una mayoría más amplia que la obtenida por José María Aznar en el año 2000, cuando el PP tuvo 183 diputados y el PSOE 125.

En cualquier caso, el Congreso de la nueva legislatura será el más plural de la historia de la democracia, con al menos siete grupos parlamentarios y un grupo mixto integrado por otras seis formaciones.

Si en 2008 PSOE y PP sumaron 323 escaños, ahora tienen 296, ya que el hundimiento de los socialistas ha llegado acompañado por el espectacular crecimiento de las formaciones minoritarias. Especialmente significativo es el avance de IU, que pasa de tener 2 escaños a 11, y de estar en el grupo mixto a tener grupo propio.

En concreto, así se han repartido los 350 escaños del Congreso: PP 186 (+32), PSOE 110 (-59), CiU 16 (+6), IU 11 (+9), Amaiur 7 y PNV 5 (-1), todos ellos con grupo parlamentario propio.

También han obtenido representación, e integrarán el grupo mixto, UPyD, con 5 diputados (+4); el BNG, con dos (=); Coalición Canaria, con otros 2 (=), y Compromís-Equo, Geroa Bai y Foro de Ciudadanos, con uno cada uno. UPyD ha logrado diputados suficientes para formar grupo propio, pero integrará finalmente el grupo mixto al no haber alcanzado el 5% de los votos.

El PP ha ganado en todas las Comunidades Autónomas excepto en Cataluña -donde se ha situado CiU en primer lugar- y la CAV -con la irrupción de Amaiur-.

El voto en blanco, del 1,37%, supone el tercero más alto de la democracia, por debajo de los registros de 2000 y 2004. La participación ha sido del 71,69% y la abstención, por tanto, del 28,31%.

Tras conocer los resultados electorales, el líder del PP y próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que está "plenamente decidido a ser el presidente de todos" y a gobernar "al servicio de España y de los españoles" por un cambio "sin milagros".

Por su parte, el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha comunicado al secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, la necesidad de convocar un congreso ordinario "lo antes posible", pero no ha dado pistas sobre su propio futuro político.

Según establece en el Real Decreto de Convocatoria de elecciones aprobado en septiembre, las nuevas Cortes Generales se constituirán el 13 de diciembre, y el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo podría celebrarse el día 23 del mismo mes.

Los retos del nuevo Gobierno

El futuro Gobierno del PP deberá gestionar una difícil coyuntura económica marcada por la crisis de la deuda, la debilidad de la economía española, que se asoma a otra recesión, y el continuo aumento del paro, que roza ya los 5 millones.

En este complicado contexto, el Ejecutivo de Mariano Rajoy tendrá que cumplir los compromisos de déficit pactados con la Unión Europea (UE) -un 6 % este año, un 4,4 % en 2012 y un 3 % en 2013-, lo que, salvo un notable aumento de los ingresos fiscales, exigirá acometer nuevos recortes del gasto público.

El margen de maniobra del nuevo Gobierno será limitado, porque la evolución de la economía española dependerá en gran medida de las decisiones que se tomen en Bruselas, Fráncfort o Berlín.

Los mercados sí esperan con expectación que Rajoy concrete sus planes, en especial cómo pretende cumplir los objetivos de déficit, una de las cuestiones que más incertidumbre generan entre los inversores.

Un panorama complicado para el PP que, sin tiempo para celebrar la victoria electoral, deberá afrontar su primera prueba de fuego este mismo lunes, con la respuesta que dé las bolsas a su victoria.

En materia de pacificación, Rajoy deberá gestionar el escenario abierto tras el fin de ETA. Asuntos como el posible acercamiento de presos, la entrega de las armas por parte de la organización terrorista, la política penitenciaria, el reconocimiento de las víctimas y la reconciliación, estarán encima de la mesa en lo que supone una legislatura clave para que más de 50 años de heridas empiecen a cicatrizar.

El PP ha vencido de forma aplastante en las elecciones generales, con una mayoría absoluta de 186 escaños, mientras que el PSOE se ha hundido con el peor resultado de su historia, al bajar a 110 diputados en el Congreso.En Euskadi, la coalición abertzale Amaiur ha resultado la vencedora con 6 escaños, seguido por PNV (5), la formación más votada; PSE (4) y PP (3). Así, la izquierda abertzale ha emergido con fuerza en el Congreso, 15 años después, en los primeros comicios desde el fin de la violencia de ETA. Amaiur tendrá grupo parlamentario propio, y el PNV, pese a perder votos, ha conservado el suyo.UPN-PP ha sido la fuerza más votada en Navarra con 2 escaños. PSN, Amaiur y Geroa Bai se han repartido los otros tres. Uxue Barkos, candidata de Geroa Bai, repite el escaño obtenido en 2008 con Nafarroa Bai.Los resultados electorales han confirmado, pues, lo que ya anticipaban todas las encuestas. Con una devastadora crisis económica, que ha elevado el paro hasta los casi 5 millones de desempleados, el PP ha conquistado una diferencia de 16 puntos y 76 escaños con respecto al PSOE, es decir, una mayoría más amplia que la obtenida por José María Aznar en el año 2000, cuando el PP tuvo 183 diputados y el PSOE 125.En cualquier caso, el Congreso de la nueva legislatura será el más plural de la historia de la democracia, con al menos siete grupos parlamentarios y un grupo mixto integrado por otras seis formaciones.Si en 2008 PSOE y PP sumaron 323 escaños, ahora tienen 296, ya que el hundimiento de los socialistas ha llegado acompañado por el espectacular crecimiento de las formaciones minoritarias. Especialmente significativo es el avance de IU, que pasa de tener 2 escaños a 11, y de estar en el grupo mixto a tener grupo propio.En concreto, así se han repartido los 350 escaños del Congreso: PP 186 (+32), PSOE 110 (-59), CiU 16 (+6), IU 11 (+9), Amaiur 7 y PNV 5 (-1), todos ellos con grupo parlamentario propio.También han obtenido representación, e integrarán el grupo mixto, UPyD, con 5 diputados (+4); el BNG, con dos (=); Coalición Canaria, con otros 2 (=), y Compromís-Equo, Geroa Bai y Foro de Ciudadanos, con uno cada uno. UPyD ha logrado diputados suficientes para formar grupo propio, pero integrará finalmente el grupo mixto al no haber alcanzado el 5% de los votos.El PP ha ganado en todas las Comunidades Autónomas excepto en Cataluña -donde se ha situado CiU en primer lugar- y la CAV -con la irrupción de Amaiur-. El voto en blanco, del 1,37%, supone el tercero más alto de la democracia, por debajo de los registros de 2000 y 2004. La participación ha sido del 71,69% y la abstención, por tanto, del 28,31%.Tras conocer los resultados electorales, el líder del PP y próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que está "plenamente decidido a ser el presidente de todos" y a gobernar "al servicio de España y de los españoles" por un cambio "sin milagros".Por su parte, el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha comunicado al secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, la necesidad de convocar un congreso ordinario "lo antes posible", pero no ha dado pistas sobre su propio futuro político.Según establece en el Real Decreto de Convocatoria de elecciones aprobado en septiembre, las nuevas Cortes Generales se constituirán el 13 de diciembre, y el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo podría celebrarse el día 23 del mismo mes.Los retos del nuevo GobiernoEl futuro Gobierno del PP deberá gestionar una difícil coyuntura económica marcada por la crisis de la deuda, la debilidad de la economía española, que se asoma a otra recesión, y el continuo aumento del paro, que roza ya los 5 millones.En este complicado contexto, el Ejecutivo de Mariano Rajoy tendrá que cumplir los compromisos de déficit pactados con la Unión Europea (UE) -un 6 % este año, un 4,4 % en 2012 y un 3 % en 2013-, lo que, salvo un notable aumento de los ingresos fiscales, exigirá acometer nuevos recortes del gasto público.El margen de maniobra del nuevo Gobierno será limitado, porque la evolución de la economía española dependerá en gran medida de las decisiones que se tomen en Bruselas, Fráncfort o Berlín.Los mercados sí esperan con expectación que Rajoy concrete sus planes, en especial cómo pretende cumplir los objetivos de déficit, una de las cuestiones que más incertidumbre generan entre los inversores.Un panorama complicado para el PP que, sin tiempo para celebrar la victoria electoral, deberá afrontar su primera prueba de fuego este mismo lunes, con la respuesta que dé las bolsas a su victoria.En materia de pacificación, Rajoy deberá gestionar el escenario abierto tras el fin de ETA. Asuntos como el posible acercamiento de presos, la entrega de las armas por parte de la organización terrorista, la política penitenciaria, el reconocimiento de las víctimas y la reconciliación, estarán encima de la mesa en lo que supone una legislatura clave para que más de 50 años de heridas empiecen a cicatrizar.

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;