Cerrar

Política

Amianto

El Senado aprueba el fondo para compensar a las víctimas del amianto tras años de reivindicaciones

EITB Media

La iniciativa ha sido aprobada por unanimidad, con 259 votos favorables y un voto erróneo del senador popular Antonio Román Jasanada. Representantes de la asociación de víctimas del amianto de Euskadi así como la Mesa del Parlamento Vasco al completo han acudido a la Cámara alta.

03:23
Víctimas, la Mesa del Parlamento Vasco y representantes políticos, en el Senado. EITB Media

Euskaraz irakurri: Senatuak amiantoaren biktimentzako funtsa onartu du hainbat urtetako aldarrikapenen ostean

El Senado ha aprobado por unanimidad esta tarde el fondo para compensar a las víctimas del amianto tras años de reivindicaciones de los afectados. La iniciativa ha sido aprobada por 259 votos favorables y un voto erróneo del senador popular Antonio Román Jasanada.

El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha asegurado que con la aprobación del fondo "el Estado ha comenzado a saldar una deuda" con las víctimas del amianto.

A pesar de congratularse por la aprobación de este fondo, a juicio del parlamentario nacionalista, esta reparación llega tarde. "Ha habido mucha gente que se ha quedado en el camino, que ha muerto por exposición a esta sustancia cancerígena y muchos otros han tenido que demandar justicia y reconocimiento".

Ha recordado que, hasta ahora, las víctimas del amianto solo tenían el camino de acudir a la Justicia para ser reparadas, "lo que implicaba costos económicos y personales", pero a partir de ahora, "sin necesidad de recursos infinitos, se reconoce que la enfermedad que se ha contraído tiene unos responsables y que el Estado se hará cargo de estas ayudas".

El fondo contará con una asignación inicial de los Presupuestos Generales del Estado de este año de 25 millones de euros y servirá para la reparación de los daños y perjuicios sobre la salud resultantes de una exposición al amianto padecidos por toda persona "en su ámbito laboral, doméstico o ambiental en España, así como a aquellos (...) que dependieran económicamente del causante".

El fondo será gestionado por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y contará con consignaciones o transferencias que se determinen en los Presupuestos Generales del Estado, así como con otras aportaciones como, por ejemplo, de sanciones a empresas.

Un vez publicado en el BOE, el texto da un plazo máximo de tres meses para el desarrollo del reglamento necesario para poner en marcha e iniciar las actividades del fondo.

Durante todo el siglo XX se importaron unas 2.600.000 toneladas de amianto. El pico máximo de consumo se produjo entre los años 1970 y 1980, unas tres cuartas partes utilizadas en la construcción, y se ha probado científicamente la relación con el mesotelioma.

En el Estado español, entre los años 1994 y 2008 el número de fallecimientos vinculados directamente al amianto fue de 3943.

Según la ley, "si se hace una estimación del número anual de casos de patologías por amianto, entre los años 2003 y 2009 podrían haberse producido 7154 casos a indemnizar en sus diferentes modalidades".

Es por eso que hoy la mayoría de los grupos han coincidido en que reparar los daños por el amianto es una cuestión de "justicia histórica".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto