Cerrar

Sociedad

Vertedero de Zaldibar

Una manifestación en Zalla vuelve a exigir "depurar" responsabilidades políticas

EiTB Media | Agencias

La plataforma Zaldibar Argitu ha criticado que no se haya realizado "ninguna reflexión, decisión o cambio de rumbo en el tema de la gestión de residuos".

1:17
Imagen obtenida de un vídeo de EiTB Media.

Euskaraz irakurri: Manifestazio batek erantzukizun politikoak "garbitzea" eskatu du berriro Zallan

Unos dos centenares de personas se han manifestado en Zalla (Bizkaia), convocadas por la plataforma Zaldibar Argitu y la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, para exigir que se "depuren" las responsabilidades políticas por el derrumbe del vertedero de Zaldibar.

La manifestación, que ha partido del Ayuntamiento de Zalla y ha concluido en la plaza Euskadi, ha servido también para mostrar la solidaridad y apoyo a la familia de Joaquín Beltrán, el trabajador vecino de la localidad que resultó sepultado en el derrumbe de este vertedero en febrero de 2020.

Al término de la manifestación representantes de las entidades convocantes han leído sendos comunicados en los que han exigido la depuración de responsabilidades políticas y han criticado la actuación del Gobierno Vasco.

La plataforma Zaldibar Argitu ha afirmado que "el desastre del vertedero de Zaldibar no debería haber ocurrido" y que "fue algo que pudo evitarse" y ha criticado que no se haya realizado "ninguna reflexión, decisión o cambio de rumbo en el tema de la gestión de residuos".

"La ciudadanía necesita pasos claros y decisiones para que lo ocurrido en Zaldibar no se repita. Rechazamos que nuestros responsables políticos sigan mirando a otro lado y se comporten de un modo tan irresponsable", ha señalado.

Cabecera de la manifestación de Zalla (Bizkaia). Foto: EFE

Además, ha destacado que "lo ocurrido en Zaldibar, con todo el daño ambiental, laboral y humano que ha acarreado, no puede quedarse sin que se depuren responsabilidades" y ha considerado que "no se puede esconder todo el lodo bajo la alfombra".

Ha indicado que "el Gobierno Vasco se escudó en la búsqueda para no tener que asumir decisiones en esta dirección" por lo que "ahora que han decidido abandonar las labores de búsqueda es un buen momento para que asuman las consecuencias de lo sucedido y se depuren responsabilidades, con las dimensiones y destituciones que hagan falta".

Para la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, es "imprescindible" depurar las responsabilidades políticas y "llegar hasta las últimas consecuencias" para "conocer la verdad de lo ocurrido, que se haga justicia y que existan garantías" de que lo ocurrido en Zaldibar "no se repita".

Ha denunciado "la actitud" del Gobierno Vasco desde el derrumbe hasta la actualidad "sin dar la cara, evitando las responsabilidades y presentando a la empresa Verter Recycling como única responsable de lo ocurrido", y ha considerado que el Ejecutivo tiene "una responsabilidad directa" por "la falta de control".

Ha insistido en que el Gobierno Vasco tiene "una responsabilidad política directa" porque lo ocurrido en Zaldibar es "consecuencia directa" del modelo de gestión de residuos, con una privatización de esa gestión, la precariedad laboral por la subcontratación y la falta de control público.

Ha asegurado que continuarán trabajando para que "se haga justicia y no se repita lo ocurrido" y que seguirán, junto a Zaldibar Argitu, reivindicando que se depuren las responsabilidades políticas y exigiendo un modelo de gestión de residuos que garantice la salud de los trabajadores y sea sostenible ecológicamente.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto