Cerrar

Radio

Radio Euskadi

11/01/2022

12:58

Boulevard

Reportaje

Itziar Gómez, Gobierno de Navarra: "Estamos en contra de las macrogranjas"

O.V. | EITB Media

Luis Ferreirim, responsable de Agricultura de Greenpeace, señala que las macrogranjas son "auténticas fábricas de carne, leche, huevos, y grandes fábricas de cambio climático y contaminación". Itziar Gómez, consejera de Medioambiente, asegura que las macrogranjas acabarían con el sector primario.

  • Itziar Gómez, consejera del Medioambiente del Gobierno de Navarra

    Itziar Gómez, consejera del Medioambiente del Gobierno de Navarra

    21:47 min
imagen player
imagen player
imagen player
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El tema de las macrogranjas está dando mucho de que hablar estos días. Las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en el periódico The Guardian han levantado las ampollas de los sectores mas reaccionarios y ahora la derecha ha centrado en la ganadería su campaña en las elecciones de Castilla y León.

En la Comunidad Autónoma Vasca no hay explotaciones ganaderas que supongan un riesgo, aunque si hay una explotación porcina intensiva en Zambrana, pero que en ningún caso llega a emitir parámetros de contaminación preocupantes. Sin embargo, no ocurre lo mismo en Navarra donde en el sur de la Comunidad Foral, en Caparroso, está la sociedad Valle de Odieta propietaria de una explotación ganadera que produce leche. En esta granja hay 7200 cabezas de ganado que ocupan una extensión de algo mas de medio millón de metros cuadrados. El Gobierno de Navarra ha sido pionero en aprobar un decreto foral para limitar las macrogranjas a un máximo de 1250 cabezas, pero el Tribunal Superior de Justicia de Navarra rechazó en su día esta ley.

Itziar Gómez, consejera de Medioambiente del Gobierno de Navarra, ha explicado ante los micrófonos de "Boulevard" de Radio Euskadi que Navarra ha sido pionera en regular el tamaño y las distancias en las explotaciones. Gómez no ha dudado en añadir que en la Comunidad Foral están en contra de las macrogranjas. En el caso de la explotación de Caparroso, reúne tantas cabezas de vacas como pueden tener el resto de explotaciones diseminadas a lo largo de Navarra. A su entender, el modelo de las macrogranjas "llevaría al final del sector primario", sector que va ligado al medio natural y al territorio. La consejera navarra aboga por la necesidad del sector primario "ligado a la tierra".

Por otra parte, Luis Ferreirim, responsable de Agricultura de Greenpeace, ha explicado que las macrogranjas son "el exponente máximo de la ganadería industrial". Unas explotaciones que son "auténticas fábricas de carne, leche, huevos, y grandes fábricas de cambio climático y contaminación del agua y emisiones de amoniaco".  Estas explotaciones ganaderas tienen lugar en "espacios reducido, con instalaciones muy mecanizadas que dan poco empleo", además de existir una concentración muy grande de animales confinados. Ferreirim también la ha llamado "ganadería sin tierra" y ha añadido que mucha de la deforestación que se ve en la Amazonía de Brasil "está derivada de la necesidad imperante de la ganadería industrial". La ganadería intensiva "no tiene nada que ver" con la ganadería extensiva dónde los animales están en contacto con la naturaleza y comen pasto fresco. En la ganadería intensiva los animales están toda su vida metidos en las instalaciones con el único objetivo de fabricar carne, leche o huevos. El responsable de Greenpeace ha alertado de que en España las explotaciones van en la línea de la ganadería intensiva.

Garikoitz Nazabal, presidente de EHNE, Euskal Herriko Nekazarien Elkartasuna, ha explicado ante los micrófonos de Radio Euskadi, que en una macrogranja los animales no tienen por qué estar mal, pero ha señalado que suelen ser trabajos precarios, con asalariados que trabajan en muy malas condiciones.

Radio Euskadi también se ha desplazado hasta Karrantza para visitar el caserío Vista Alegre. Una pequeña granja familiar que apuesta por el producto de calidad ante la cantidad. Cesar Valera, responsable del caserío, ha explicado como hace 20 años su ganadería era intensiva con 45 vacas, después pasaron a la ganadería extensiva, tras lo cual quitaron más cabezas de ganado y montaron una quesería ecológica. Un dato a tener en cuenta: cuando tenían la ganadería intensiva trabajan dos personas en la explotación, hoy en día tienen 20-25 animales y da trabajo a 15 personas.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;