Cerrar

16/10/2017

09:33

Política

Cataluña

El Gobierno de España exige 'claridad' a Puigdemont, y la espera el jueves

Agencias | Redacción

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha "lamentado" que el líder de la Generalitat "no haya contestado al requerimiento", y avisa: "El diálogo debe hacerse en el Parlament".

Soraya Saenz de Santamaría
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, ha exigido al president de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont "claridad" en su respuesta al requerimiento remitido la semana pasada para aclarar si la independencia de Cataluña fue declarada el pasado martes; el líder del Govern ha respondido por carta, este lunes por la mañana, pero el Ejecutivo español considera que la respuesta es insuficiente, porque le falta "claridad", y ha fijado las 10:00 horas de este próximo jueves, 19 de octubre, cuando vence el segundo plazo otorgado por Mariano Rajoy en su requerimiento, el momento límite para que Puigdemont conteste "sí" o "no" a la pregunta formulada desde el Gobierno de España. Este ha rechazado, además, la oferta de diálogo realizada por Puigdemont: "El diálogo no se exige, se practica", ha dicho Sáenz de Santamaría, tras enfatizar que el Parlamento de Cataluña, así como el Congreso de los Diputados, son los lugares adecuados para llevarlo a cabo.

Así, el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, advierte en la carta de respuesta que ha hecho llegar al presidente de la Generalitat que, en referencia al artículo 155, él será "el único responsable de la aplicación de la Constitución". Rajoy lamenta "profundamente" que no haya contestado al requerimiento que le efectuó y explica que esa petición supone el paso previo al procedimiento establecido en ese artículo del texto constitucional.

"No era muy difícil decir si sí o no había declarado la independencia, que era la pregunta, no era una respuesta complicada", ha dicho Santamaría en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, en la que ha recalcado que "prolongar la incertidumbre y la confusión deliberada solo favorece a quien pretende liquidar la concordia cívica e imponer un proyecto radical y empobrecedor".

A su modo de ver, esa "perseverancia en la confusión" parece responder "a la estrategia de sus apoyos más radicales para tensar la situación al límite".

Así, ha advertido a Puigdemont de que su llamamiento al diálogo "no resulta creíble" teniendo en cuenta que él se ha negado a debatir con la oposición catalana y está haciendo "política de hechos consumados" e "imponiendo sus posiciones al conjunto de la ciudadanía".

Plazo hasta este jueves

"Como ha eludido esa respuesta, entra en marcha la segunda fase de ese requerimiento", en la que el presidente de la Generalitat tiene de plazo hasta el próximo jueves, a las diez de la mañana, para revocar la declaración de independencia o para decir claramente que no tiene que revocarla porque no la ha declarado.

Sáenz de Santamaría ha confiado en que en los días que faltan para que venza el nuevo plazo "vuelva la sensatez" y que Puigdemont deje de "enredar" y "sea claro por una vez" para no tener a los catalanes en la "incertidumbre" de no saber si ha declarado la independencia o no.

La ministra no ha querido anticipar ninguna fecha, al ser preguntada cuándo se pondrían en marcha los mecanismos del 155, que debe ser aprobado por el Senado; Rajoy, en la carta que ha hecho llegar a Puigdemont, señala que el requerimiento es una "oportunidad" para "reconducir el grave deterioro de la convivencia que se vive en Cataluña, para que la Generalitat vuelva a la ley y, a partir de ahí, se recupere la normalidad institucional entre administraciones". Según recalca, se trata de una "llamada a la claridad política", ya que, el presidente catalán tiene la "obligación" de explicar a los ciudadanos qué ha pasado y si su voluntad es cumplir o no las leyes vigentes.

Los ministros Catalá y Dastis también han pedido "claridad"

También los ministros españoles de Justicia, Rafael Catalá, y de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, han subraya la, a su juicio, "falta de claridad" que caracteriza a la carta remitida por Carles Puigdemont. En declaraciones durante la celebración de un acto de ministros iberoamericanos de Justicia, Catalá, como luego ha hecho Sáenz de Santamaría, ha recordado que, además de preguntarle si había declarado la independencia, el presidente Mariano Rajoy le dio un segundo plazo, hasta el jueves, para que explicase las medidas que va a adoptar para recuperar el cumplimiento de sus obligaciones.

También el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha considerado que la carta de Puigdemont "no constituye una respuesta" al requerimiento del Gobierno; así, el jefe de la diplomacia española ha recalcado que Puigdemont "no ha suministrado la claridad que se le pedía" y que han prevalecido "las influencias más radicales".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;