Publicidad
Cerrar

11/06/2021

16:15

Política

feminismo

Montero considera una "desvergüenza" que se use el SAP contra Irune Costumero

o.p. | eitb media

Ha denunciado la actitud de la Fiscalía en el caso Costumero y ha apelado a la justicia feminista y a las políticas públicas para reparar el dolor de las víctimas del machismo y evitar más episodios.

  • La ministra de Igualdad Irene Montero

    La ministra de Igualdad Irene Montero. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha considerado una "desvergüenza" que en el proceso judicial de Irune Costumero contra el servicio de infancia de Bizkaia, haya un miembro de la Fiscalía que haya dicho "con claridad" que el síndrome de alienación parental (SAP) existe.

"¡Mentira! No solamente no existe, no solamente es un invento de un pedófilo para poder justificar su comportamiento, sino que en España estará prohibido por la ley", ha dicho en referencia a la nueva ley de la Infancia que entrará en vigor el próximo 24 de junio.

El discurso de Montero en el cierre de la campaña de Ione Belarra a la secretaría general de Podemos, este jueves en Zaragoza, ha comenzado con "nombres propios", los de Beatriz y sus hijas Anna y Olivia de Tenerife, el de la sevillana Rocío Caíz y los de las madres Juana Rivas o Irune Costumero.

Ha apelado a la justicia feminista y ha afirmado que "para evitar que los maltratadores sigan asesinando y ejerciendo violencia para dar donde más duele a las mujeres hay que defender a Juana Rivas o Irune Costumero".

"Todas esas mujeres y niñas necesitan hoy nuestro abrazo, el apoyo del conjunto de la sociedad y necesitan justicia feminista", ha señalado.

Montero ha reconocido que hay "una parte muy importante del dolor y de la violencia ejercida contra esas mujeres y esas niñas que es absolutamente irreparable", pero ha recordado que hay una parte, "que sí que puede estar sometida a la reparación colectiva"  y que esa reparación "pasa en primer lugar por que el conjunto de la sociedad denunciemos y condenemos enérgicamente la violencia machista, que se lleva la vida de niños y niñas y que es desgraciadamente la punta del iceberg de una violencia estructural que arruina la vida de millones de mujeres y niños", ha concretado.

A su juicio, las víctimas necesitan justicia feminista: "No hay palabras para expresar el dolor de Beatriz o de la familia de Rocío, el sufrimiento de Juana Rivas o de Irune Costumero, pero sí hay políticas públicas para reparar parte del daño causado y evitar que ese daño se produzca a otras mujeres a otras niñas y a otros niños".

Montero ha lamentado que todavía exista en el país una justicia patriarcal "que penaliza y criminaliza a las madres que están defendiéndose a sí mismas y sobre todo a sus hijos e hijas de la violencia machista ejercida por sus parejas y exparejas".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;