Publicidad
Cerrar

14/03/2021

12:05

Sociedad

CORONAVIRUS

Zubia: "No se puede afirmar que la vacuna de AstraZeneca cause más trombosis"

EIDER JAUREGI OIARTZABAL | EITB MEDIA

El responsable de la UCI del Hospital Donostia ha explicado que 30 casos en 5 millones de vacunados es una cifra muy similar a los casos que ocurrirían naturalmente en la misma población.

  • Felix Zubia

    Félix Zubia, jefe del servicio de la UCI del Hospital Donostia, siendo vacunado.

    31:07 min
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La misma semana en la que se ha acelerado la vacunación de la covid-19, aumentando el ritmo de inoculación de la fórmula de AstraZeneca entre colectivos como el de los educadores, noticias preocupantes sobre esta vacuna han hecho crecer la inquietud entre los posibles destinatarios así como los responsables sanitarios y políticos que deben de tomar las decisiones sobre su administración. Dinamarca, Noruega e Islandia han paralizado temporalmente la vacunación con AstraZeneca mientras se analiza el origen de algunos casos de trombosis. Austria, Italia y algunas comunidades del Estado español han retirado un lote concreto de dicha empresa a la espera de las conclusiones.

Sin embargo, la Agencia Europea del Medicamento ha pedido "calma" y ha recomendado "seguir vacunando". De hecho, según la Agencia del Medicamento, "no existe relación entre la vacuna y los casos de trombosis". Esta opinión ha sido compartida por expertos como Miren Basaras, microbióloga de la UPV/EHU, Ainara Castellanos, profesora del Departamento de Genética de la Facultad de Medicina de la misma universidad o Jaime Jesús Pérez, miembro de la Asociación Española de Vacunación en diversos programas de EITB Media esta semana.

Hoy, el jefe de servicio de la UCI del Hospital Donostia, Félix Zubia, también ha lanzado la misma consigna en el programa Osasun Etxea de Euskadi Irratia: "Con lo ocurrido han quedado dos cosas claras. Por un lado, que las redes de vigilancia funcionan. Con cualquier nuevo fármaco o vacuna se ponen en marcha redes de vigilancia para poder saber si hay algún problema y está claro que funcionan. Dicho esto, el hecho de que se hayan vacunado 5 millones de personas y se hayan producido 30 casos de trombosis no significa que hayan sido consecuencia de la vacuna. Estos casos se han producido después de la vacunación, pero no necesariamente debido a la vacunación. ¿Cómo se puede saber si ha sido el desencadenante o no? Comparando la cantidad de casos de trombosis que se producirían en un colectivo de cinco millones de personas en un límite concreto de tiempo, de manera natural, con la cantidad de casos detectadas en esta tesitura, y la cantidad es muy similar. Por lo tanto, no tenemos razones para afirmar que esta vacuna genere más casos de trombosis ". Por eso, Zubia ha apostado por seguir vacunando con la fórmula de AstraZeneca "estando atentos y vigilando".

El responsable médico ha recordado que el riesgo de trombosis está en gran medida condicionado por la herencia genética y que la vida sedentaria no favorece. Así, en caso de tener que dar algún consejo ha explicado que recomendaría no permanecer quieto y caminar después de la vacunación, dejando claro, eso sí, que los trombos o la formación de coágulos de sangre "no están relacionados directamente con la vacunación".

Respecto a los efectos secundarios de la vacuna de AstraZeneca, el Gobierno Vasco ha comunicado que en la CAV se han vacunado más de 34.000 personas, sin que se hayan producido "efectos secundarios graves" y sólo un 1% han tenido efectos secundarios "leves". Después de que los oyentes cuestionaran esta cifra del 1%, Zubia ha señalado que, a la vista de los casos que ha tenido alrededor, también cree que los que han sufrido "efectos secundarios leves" han sido bastantes más que ese 1% oficial, pero ha remarcado la "levedad" de los mismos, que "no es nada grave", que "duran 24-48 horas" y que, por ello, "merece la pena" vacunarse.

Preguntado por el riesgo que suponen las nuevas cepas o variantes del coronavirus, Zubia ha reiterado que no le generan especial preocupación: "No generan casos más graves, sino más casos". De hecho, "nuestros hábitos" le generan más preocupación que las variantes: "Las variantes pueden ser más contagiosas y eso puede provocar un ligero aumento en el número de positivos, pero el estilo de vida que llevamos y las medidas que tomamos son la clave de la prevención. Y con la vida que llevamos nos va a costar mucho bajar de los números que tenemos, y más aún si relajamos las medidas y no cambiamos nuestros hábitos".

Por último, ha vuelto a apostar por los espacios al aire libre: "Al aire libre no se producen apenas aerosoles".

AstraZeneca asegura que "no hay pruebas"

Por su parte, la farmacéutica británico-sueca AstraZeneca ha asegurado este domingo que "no hay pruebas" de que su vacuna provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre. La empresa asegura que ha realizado "una revisión minuciosa" de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE.

"Unos 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general", ha explicado la farmacéutica a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

"La naturaleza de la pandemia ha incrementado la atención sobre casos individuales. Estamos yendo más allá de las prácticas habituales de seguridad de seguimiento de medicamentos autorizados sobre casos de incidentes vacunales para garantizar la seguridad pública", ha añadido Taylor.

Irlanda y la región italiana del Piamonte han sido los últimos en anunciar la suspensión del uso de la vacuna de AstraZeneca tras hacer lo propio Austria, Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega, Islandia y Tailandia. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado este viernes que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto